Bases de la numerología

 

A través de la numerología, cualquier individuo puede consultar el futuro más próximo, ya que en los números están grabados los sinos de nuestra personalidad, tanto en nuestra fecha de nacimiento como en las letras que conforman nuestro nombre. Al alfabeto se le puede dar un valor numérico y la fecha de nacimiento se manipula a través de una fórmula sencilla, pero eficaz.

¿Qué podemos saber gracias a la numerología?

Hay quien se muestra muy escéptico de la numerología y es comprensible, pero no debemos temer lo que desconocemos ni atacar aquello que nos crea dudas. La mejor manera de comprobar si funciona es probando, ¿no es así? No perdemos nada por darle una oportunidad a la numerología.

Con ella, podemos saber qué se puede esperar de nuestra personalidad en situaciones comprometidas, qué virtudes o defectos se van manifestar en nuestro carácter, qué aficiones tendremos más marcadas e, incluso, nuestros hábitos. El futuro también se refleja en los números. Una consulta a un numerólogo o numeróloga es muy efectiva, además de completa.

Esta información resulta útil si pretendemos potenciar algunas virtudes, por ejemplo, o cultivar otras parecidas. También nos puede ayudar para trabajar en los defectos. Y, cómo no, para conocernos a nosotros mismos, algo que nunca está demás.

 

Calcula tu número

El cálculo del número personal resulta tremendamente sencillo. Anota tu fecha de nacimiento en un papel utilizando solo números. Ahora suma cada cifra de tu fecha por separado. El número que te dé, vuelves a sumarlo: el resultado es tu número personal.

Ejemplo: 20/08/1965 = 2 + 0 + 0 + 8 + 1 +9 + 6 + 5 = 31, 3 + 1 = 4

El número de una persona nacida en esa fecha (20 de agosto de 1965) sería el 4. Ese número se marcará mucho en su vida.